Estás en el blog de mk+2

  • Maggie Garcin

Los ángeles vuelan bajo

Sin importar si eres hombre o mujer, seguramente has oído hablar de la marca de ropa Victoria's Secret. Famosa internacionalmente por sus desfiles de moda temáticos, sus modelos -mejor llamadas ángeles- y por supuesto, su variedad de ropa interior que va desde lo más básico hasta lo más excéntrico, a pesar de ser una empresa que existe desde el año 1977, actualmente se enfrenta a una de sus peores crisis desde que fue fundada.


En su momento, Victoria's Secret se posicionó como una marca vanguardista, creando tiendas de ropa interior donde las mujeres no solo no se sentirían avergonzadas por ir a comprar este tipo de prendas, sino que harían de ello toda una experiencia, inclusive un signo de cierto estatus, enseñando orgullosas su bolsas de rayas rosas mientras pasean por los centros comerciales. Y eso no es todo. La marca no dejó a los hombres fuera, pues aunque no hay ropa masculina, este se convirtió en un espacio donde ellos son más que bienvenidos, ya sea para acompañar a su pareja o para ir por cuenta propia a buscarles algo, sin hacerlos sentir "pervertidos" por pasearse entre calzones de mujer.


Sin embargo, a pesar de lo vanguardista que esto pudo haber sido en su momento, la marca, se quedó obsoleta al momento de seguir tendencias. No tanto tendencias de moda, sino tendencias sociales. Como bien sabemos, las nuevas generaciones vienen con un discurso de inclusión, bienestar, sustentabilidad, y muchos otros valores que Victoria's ignoró, puesto que continuaba hasta hace poco utilizando únicamente modelos talla 0, copa D, con cuerpos hipersexualizados que, seamos realistas, la gran mayoría de nosotras no tiene.


Y mientras otras marcas de la competencia, como Calvin Klein, adoptaba una postura adecuada para los discursos de esta época, utilizando a modelos de talla XL transgénero, Victoria's se quedaba sin espectadores en sus célebres pasarelas de ángeles. Y no solo fueron los espectadores, sino las compradoras, las que se alejaron de la marca, buscando a otras más cercanas a sus valores, como por ejemplo Savage x Fenty de Rihanna, que igualmente, pone como imagen a mujeres "reales" y de tallas grandes.


Entonces, ¿cuál es la nueva estrategia de Victoria's de cara a la crisis que están viviendo?

No más pasarelas y no más ángeles, es decir supermodelos como Heidi Klum o Tyra Banks que trabajaban para la compañía de forma exclusiva. En su lugar, un colectivo de 7 mujeres -no modelos- llamadas el "VS Collective" encargadas de promocionar a la marca, entre ellas, la estrella del equipo norteamericano de fútbol, Megan Rapinoe.

Asimismo, en los aparadores comenzaremos a ver maniquíes de todas las tallas, y entre sus productos, nuevas piezas, como bras para amamantar.


¿Será suficiente este cambio para compensar la adaptación tardía a los nuevos tiempos?

Ya veremos...