Estás en el blog de mk+2

  • Maggie Garcin

Marketing de vida o muerte

¿Existe alguna campaña exitosa para convencer a la población dudosa de ponerse la vacuna contra del COVID-19?


No cabe duda que el tema del momento es el de la aplicación de la vacuna contra el coronavirus. A quién ya se la pusieron, en dónde, cuándo le ponen la segunda, quién ya se fue a EUA a vacunarse, cuándo nos toca en nuestra ciudad, y una larga lista de etcéteras.


Sin embargo, puedo casi asegurar que quien esté leyendo este post, conoce a por lo menos una persona, que no quiere ser vacunada.

¿Las razones? muchas: que si la desarrollaron muy rápido y les parece sospechoso, que si Bill Gates nos quiere poner un chip, que si no es normal que los humanos nos inyectemos químicos, que si a la tía de la prima de mi abuela le dolió la cabeza cuatro días después...en fin, los anti-vaxxers no son nada nuevo, sin embargo, dada la magnitud de pandemia que estamos viviendo desde hace más de un año -con efectos catastróficos a nivel social y económico, y miles y miles de muertes- hoy, más que nunca, es importante que la gente comprenda la importancia de ser vacunada.


Entonces, volvemos a la pregunta, ¿existe una campaña lo suficientemente eficaz para evangelizar a los no evangelizados sobre los beneficios de la vacuna del COVID?


La respuesta es no.

¿Por qué? porque en el marketing se ha vuelto vital construir o identificar comunidades para poder comunicarles nuestro mensaje de forma efectiva, como lo explicamos en este post de mk+2.


Y el problema con los negados o indecisos en este tema, es que no se pueden meter en un solo grupo. Van desde madres de familia de alto nivel socioeconómico que buscan soluciones holísticas en el campo de la medicina para sus bebés, hasta personas con baja escolaridad, personas pertenecientes a cierto grupo político, o fanáticos de teorías conspirativas.

Esto, sumado a lo sencillo que es caer en la desinformación por medio de posts de Facebook y cadenas de Whatsapp, con una nula cultura de verificar las fuentes de aquello que consumimos, hace que sea tan difícil cambiar la opinión de los negados a la vacuna.


Tenemos que ser capaces de escuchar y entender a la audiencia a la cual queremos convencer, sin juzgarlos ni encasillarlos, sino intentando comprender sus dudas y medios, predicando con el ejemplo, y debatiendo con datos duros, lógica clara y empatía.


A los gobiernos les toca lo mismo pero a gran escala. Habrá grupos con los que funcionen las fotos en Instagram de políticos y celebridades vacunándose, habrá a quienes les sirvan los resultados avalados de ensayos clínicos, y habrá otros con los que se tenga que apelar al miedo. Lo importante es entender que la comunidad anti-vaxxer no es una audiencia homogénea, sino una que se ha de diseccionar y atender con voceros y mensajes a la medida.


Una tarea titánica, pero que hará la diferencia entre la vida y la muerte para muchos.



Si quieres conocer más sobre los proyectos de mk+2, no dudes en contactarme directamente en www.mkmasdos.com